Entrevista a Francisco García, CEO de CrediMarket

Hoy entrevistamos a Francisco García, CEO de Credimarket para que nos cuente los origines de este proyecto

Como fueron los inicios de Credimarket

CrediMarket es heredero directo del comparador de productos bancarios Bankimia. Adoptamos este nombre en febrero de 2017 pero nuestros orígenes arrancan en 2007. Por aquel entonces, lideraba una consultora de usabilidad que trabajaba sobre todo con bancos, analizando sus páginas webs, cajeros, intranets… para hacerlas más cómodas para los clientes.

Estudiando mercados extranjeros, entonces más evolucionados que el español, dimos con comparadores financieros. Estudiamos cómo trasladar y adaptar la idea aquí y así fue como en febrero de 2008 vio la luz, ‘online’, el comparador de hipotecas de Bankimia. Más adelante llegó el consultorio de expertos independientes, el comparador de depósitos, las páginas de oficinas y sucursales…

Los inicios fueron complicados ya que coincidieron con los años más duros de la crisis económica. Los bancos, nuestros principales clientes, dejaron de dar créditos y, los pocos que concedían, lo hacían con condiciones muy rígidas (intereses más elevados que tiempo atrás, requisitos muy estrictos…).

Pero no nos frenó, al contrario. Desde CrediMarket decidimos investigar vías de negocio, hacer pruebas, analizar necesidades, ampliar contenidos… Apostamos por mejorar la conectividad y desarrollos, agilizar procedimientos, participando, por ejemplo, de todo el proceso de contratación de préstamos al consumo e hipotecarios y tarjetas.

 

Qué servicios y valor añadido ofrece Credimarket respecto a otros comparadores.

Disponemos de un ‘call center’ integrado por alrededor de 150 agentes que informan a las personas que quieren contratar un préstamo, una tarjeta o una hipoteca de las posibilidades que hay en el mercado español, y les indican cuáles podrían ser los más adecuados en función de las necesidades y perfil financiero que han indicado. Somos muy ágiles con lo que en la misma llamada el usuario puede saber si le han concedido o no el préstamo.

Además, con algunas entidades tenemos acuerdos especiales a través de los cuales también participamos de todo el proceso de contratación: gestionamos la petición y recogida de documentación (documentos de identificación, historial laboral, nóminas…) de los solicitantes del préstamo y se la hacemos llegar a la financiera. Y, en el caso de ser aprobado el préstamo, acompañamos al futuro titular a llevar a cabo la firma electrónica.

 

¿Cómo afecta la transformación digital al mundo financiero?

La transformación digital es un hecho. Los bancos han tenido que adaptarse a un cliente cada vez más conectado, que gestiona su día a día a través del teléfono, el ordenador… Hay entidades en las la mitad de sus clientes acceden a sus cuentas a través de internet. Y han tenido que adaptar sus sistemas, ofrecer un servicio más personalizado, más basado en la experiencia del usuario.

En cuanto a los comparadores, y si bien aún nos queda un largo trecho, se está comenzando a constatar en España un aumento de la financiación que finalmente es concedida y llega a los bancos a través de las gestiones iniciadas a través de comparadores.

 

¿Qué esperáis para este año 2018?

Uno de nuestros principales objetivos es seguir creciendo. Cerramos 2017 con una facturación de alrededor de 10 millones de euros, una cifra jamás conseguida en los 10 años de la compañía, y para este 2018 nuestro objetivo es incrementar estos ingresos en un 25%.

El contexto actual nos ayuda ya que las entidades financieras están abiertas a la concesión de préstamos y nosotros centramos nuestro negocio en la financiación al consumo e hipotecaria.  También queremos seguir en la vía de la automatización de procesos e incrementar el número de entidades a las que gestionamos la documentación y enviamos los expedientes completos.