Housers cierra la primera operación en Valencia de devolución íntegra de una financiación participativa

La promotora valenciana Construbecker ha devuelto el capital integro, más intereses, a 641 pequeños inversores que le prestaron, de forma colectiva, 600.000 euros para la construcción de un edificio de obra nueva en Alboraya.

La operación de crowdfunding inmobiliario se ha realizado a través de la plataforma online de financiación participativa en activos tangibles, Housers. Se cierra el primer proyecto en València con la devolución íntegra del capital más los intereses.

El préstamo se concedió en agosto de 2017. Desde entonces, los pequeños inversores que aportaron cantidades desde 50 euros han estado recibiendo todos los meses ingresos correspondientes a los intereses. Ahora, tras ocho meses, percibirán todo el capital y sus correspondientes rendimientos. En este caso los rendimientos obtenidos alcanzan 49.500 euros. Así, por ejemplo, un ahorrador que haya prestado 3.000 euros, recibirá unas ganancias de 247,5 euros por los intereses repartidos por meses, junto con el capital aportado que percibirá este mes. Es decir, en total 3.247,5.euros en 8 meses.

Con la financiación lograda, Construbecker ya ha iniciado las obras del edificio de obra nueva de 18 viviendas unifamiliares adosadas de 200 metros cuadrados cada una, situado en Alboraya.

Desde que Housers inició su actividad en València, en 2015, a través de su plataforma online se ha cerrado la financiación participativa para 13 proyectos inmobiliarios en la capital del Turia. En torno a 7.600 pequeños inversores han prestado 7,3 millones de euros a diferentes promotores para la construcción, compra o reforma de 98 inmuebles. De cara a este año Housers estima que inversores particulares puedan prestar 10 millones de euros a promotores para proyectos inmobiliarios que podrían alcanzar 40 inmuebles en la ciudad de Valencia.

7,8 millones devueltos

Desde que inició su actividad, Housers ya ha devuelto más de 7,8 millones de euros de capital, rendimientos e intereses a más de 10.000 ahorradores de su comunidad online.

Housers señala que “los resultados conseguidos en los proyectos cerrados y la rentabilidad lograda superan las expectativas iniciales. Hemos logrado una TIR anual media que supera el 10 %.

Previsiones 2018

Hasta el momento, la plataforma de financiación participa, inscrita en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tanto en la modalidad de equity como en la modalidad de préstamos, alcanza ya 303 inmuebles entre todos los proyectos publicados hasta ahora en su plataforma, que han sido financiados por los usuarios de Housers con un global de 46,4 millones de euros de inversión acumulada. En su mayoría, los proyectos son sobre inmuebles que se encuentran en Madrid, Barcelona, Valencia, Palma de Mallorca, Santander, Oviedo, Huelva, Marbella, Milán, Florencia y Lisboa. Los préstamos se dirigen a promotores que lo destinan a la compra y reforma de viviendas para su posterior alquiler y venta, así como al desarrollo de proyectos urbanísticos, la construcción de hoteles, viviendas de lujo, e incluso, préstamos para cuestiones concretas como el abono de licencias de obra.

Estima que durante 2018 podría financiar, a través de aportaciones de inversores particulares, más de 50 millones de euros a promotores, alcanzando una cifra acumulada de 90 millones desde que inició su actividad en 2015. Durante 2017, captó 20 millones, 16 millones provinieron de inversores de España, 2 millones de Italia, y más de 1,5 millones provenientes de inversores de Portugal, Alemania, Francia, Reino Unido, y sobre todo, Sudamérica.

Actualmente alcanza los 80.000 usuarios. Prevé captar durante este año más de 50.000 usuarios, con lo que llegaría a alrededor de 125.000. Housers, que inició su actividad den 2015 de la mano de dos emprendedores, Álvaro Luna y Tono Brusola, para permitir que cualquier ahorrador pueda invertir desde 50 euros en un mercado destinado hasta ahora a los grandes patrimonios, ya alcanza más de 70 empleados en sus oficinas de Madrid, València, Milán y Lisboa.