Ebury logra situarse, en sólo 5 años, entre las 50 mayores tecnológicas españolas

Ebury, la fintech fundada por los ingenieros españoles Juan Lobato y Salvador García, especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, y focalizada en el sector pyme con actividad exterior, se ha erigido como una de las empresas con base tecnológica de mayor crecimiento en España. Si se compara su trayectoria con las cifras que aporta el ranking de las 100 mayores empresas tecnológicas españolas en 2017, Ebury se situaría entre las cincuenta primeras por tamaño de su plantilla -actualmente emplea a más de 200 profesionales en España, un tercio de su plantilla global- y escalaría a la segunda posición entre las siete que más han crecido en empleo en 2017, con un incremento del 50%.

Ebury ha logrado esta posición en tan sólo cinco años de presencia en nuestro país. La compañía fue fundada en Londres en 2009, aprovechando las nuevas oportunidades de negocio que abría la nueva directiva de pagos internacionales, que rompía de facto el monopolio del sector bancario en este nicho de mercado, y optó tres años después por España como su segunda base de operaciones en el mundo.

Actualmente, Ebury cuenta con dos sedes en España, una en Madrid, dedicada a operaciones financieras, labores comerciales y de marketing, donde trabajan 100 personas, y otra en Málaga, donde se concentran todas las actividades relacionadas con programación y desarrollo tecnológico, con una plantilla de 120 profesionales, la mayoría de perfil tecnológico -ingenieros informáticos y programadores- y con el objetivo previsto de crecer en esta sede hasta los 200 empleados a finales del presente ejercicio.

Otro de los hitos logrados por la compañía en todo este tiempo ha sido el de duplicar año tras año el número de clientes. Actualmente, la compañía atiende a más 24.000 pymes en toda Europa –de las cuales 3.500 se encuentran en España-, a las que ofrece servicios relacionados con la gestión del riesgo de tipo de cambio y pagos internacionales. Hay que señalar, además, que el monto de operaciones en divisas gestionadas el pasado ejercicio por Ebury ascendió a 6.000 millones de euros, un 20% más que el ejercicio precedente.

Ebury ha experimentado en los dos últimos años una fuerte expansión internacional, que le ha llevado a abrir oficinas propias en Ámsterdam, Varsovia, París, Hamburgo, Zurich, Bruselas, Atenas, Lisboa, Milán y Toronto, sumándose a las ya existentes en Londres, Madrid y Málaga. Todas ellas operan bajo el soporte tecnológico proporcionado por el centro de programación desarrollo con que cuenta la compañía en Málaga.

Espíritu de startup y activismo tecnológico

“A pesar del importante tamaño que Ebury ha adquirido como empresa, nuestra apuesta se decanta por continuar manteniendo vivo el espíritu de startup. Eso se traduce en el desarrollo continuo de la compañía y en el deseo de seguir captando talento joven en nuestro país, además de continuar impulsando iniciativas tecnológicas tanto en España como en el extranjero”, declara Venancio Gallego, director de Operaciones de Ebury.

Este “activismo tecnológico” se traduce en la participación de Ebury en numerosos foros relacionados con entornos de programación abiertos, donde, según Venancio Gallego, se están produciendo las mayores innovaciones y avances disruptivos relacionados con la programación y desarrollo de sistemas y aplicaciones. En concreto, el director de Operaciones de Ebury cita los lenguajes de programación Python y las metodologías ágiles, sobre las que crece la plataforma de Ebury para conseguir ofrecer más rapidez y transparencia y una completa seguridad a las transacciones con divisas.

Las tecnologías open source y la apuesta por la nube, en las que se basa su plataforma, junto a los equipos de trabajo multidisciplinares y el uso de metodologías ágiles como Scrum con filosofía de integración continua en el ciclo de vida de producto, son los factores estratégicos que aportan un valor diferencial a Ebury, y que contribuyen al crecimiento y a la eficiencia de los servicios financieros que ofrece en todo el mundo.

Todo ello ayuda a mantener una infraestructura de negocio tecnológico única, que permite, entre otras cosas, trabajar con un sistema de reconciliación en tiempo real que ejecuta más del 60% de transacciones internacionales durante un mismo día.

Apoyo financiero a las pymes

El director general de Ebury Iberia, Duarte Líbano Monteiro, remarca que la incorporación de Ebury al mercado financiero ha supuesto un revulsivo para el sector, en la medida en que, gracias al soporte de las nuevas tecnologías y su especialización en divisas, han logrado ofrecer a las pymes que exportan e importan unos servicios de altísimo nivel que antes sólo eran accesibles para las grandes empresas. “Ebury ha ayudado a las pymes a dar el salto al comercio exterior, ayudándoles a reducir el riesgo presente en todas las operaciones comerciales que se llevan a cabo fuera de la zona euro”, explica.

Señala además el responsable de Ebury en España que el mercado ha dado la razón a la visión de negocio de la compañía. “Hoy son 24.000 las empresas en todo el mundo las que realizan pagos, se cubren del riesgo de divisa o acceden a financiación para sus importaciones a través de Ebury. Y esperamos que en el futuro, como ha ocurrido hasta ahora, sigamos duplicando prácticamente todos los años nuestra cartera de clientes. Nuestra plataforma nos dota de velocidad, transparencia, flexibilidad y menores costes de transacción en más de 140 monedas”, señala.

Reconocimientos

En 2016 Ebury fue declarada “Mejor fintech europea de pagos”, a criterio de la “European Fintech Awards & Conference”, y su  equipo de Data fue reconocido con el premio Hacking Global  Health que otorga la Fundación Bill y Melinda Gates en colaboración con la Open Data Science Conference, el foro que periódicamente reúne en varias ciudades del mundo a profesionales, expertos e investigadores en el tratamiento de datos. En 2017, Ebury formó parte por tercer año consecutivo del Deloitte Technology Fast 50, el ranking que reúne a las empresas de más rápido crecimiento en Reino Unido, y fue premiada como “Mejor iniciativa empresarial de Big Data” por Synergic Partners.